Mensaje de Corpus Christi (2020)

El obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió la misa de Corpus Christi 2020. “Que la comunión espiritual nos fortalezca, no reemplaza nada”, aseguró, “pero si nos puede hacer crecer en intimidad con Jesús”.

En la celebración oficiada en el colegio San José (Burzaco), el obispo sostuvo que “la Eucaristía es un memorial, es comunión que es capaz de unirnos, juntarnos, aunque seamos tantos que hoy siguen la misa a través de la web, mucho más a lo mejor que los domingos en una misa; (..) ya que hay un solo pan, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo porque participamos de ese único pan”.

Reconoció que “añoramos que en el día de Corpus acompañamos a Jesús después de las misas por las calles de nuestros barrios, bendiciendo, aliviando a los enfermos y este año estamos en casa, pero no dejemos de hacer esta peregrinación espiritual, somos caminantes de la vida con el Señor, la Eucaristía es pan de los caminantes”.

“La Eucaristía no podemos pensar que es un alimento para algunos, para los preferidos, sino que es el alimento gratuito que el Señor dona en su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad para todos aquellos que abren su corazón, su mente, su espíritu y confiesan al Señor, porque sino, qué es la comunión espiritual que hacemos, ahora que no podemos recibir la Eucaristía, ¿una formula?”.

“En cada momento podemos hacer la comunión espiritual y unirnos a Jesús si confesamos la presencia real del Señor en la Eucaristía. (..) Que la comunión espiritual nos fortalezca, no reemplaza nada, pero si nos puede hacer crecer en intimidad con Jesús, como decía Santa Teresa”.

© 2019 Desarrollado por Diseño&Soporte - Todos los derechos reservados